top of page

La NASA luce a su imponente Mega Cohete Lunar

Se llama SLS y es la columna vertebral del proyecto Artemis, con el que la NASA planea volver a la Luna.


Noviembre 10, 2021 - Manuel Mazzanti desde el Centro Espacial Kennedy


El cohete SLS, totalmente apilado, dentro del Edificio de Ensamblaje de Vehículos (VAB, en el Centro Espacial Kennedy - Manuel Mazzanti


El SLS, o Space Launch System (Sistema de Lanzamiento Espacial) es el cohete más grande y más ambicioso que la NASA haya construido. Concebido en el 2011, este lanzador de carga pesada será el encargado de transportar a la cápsula Orion hasta la órbita de la Luna, donde luego los astronautas descenderán a la superficie abordo de un módulo lunar.


El proyecto Artemis (o Artemisa en español), llamado así por ser la hermana gemela de Apolo, tiene como objetivo volver a llevar astronautas a la superficie de la Luna, pero esta vez de forma sostenible y permanente en el futuro cercano.


Una vez cancelado el programa de Transbordadores Espaciales (Space Shuttle) en el 2011, la NASA se apoyó en empresas comerciales para poder llevar tanto carga como tripulación a la Estación Espacial en la órbita baja de la Tierra. Los programas de carga y tripulación comercial (Commercial Cargo y Commercial Crew) han demostrado ser un éxito, pero la NASA se vio en la necesidad de contar con un cohete mucho más poderoso para poder ir más allá de la órbita baja de la Tierra y tener la capacidad de llegar a la Luna y luego a Marte. Es allí donde el SLS entra en escena.


Luego de más de 10 años de desarrollo, construcción, demoras, debates presupuestarios, y más demoras, la NASA finalmente ve la luz al final del camino y la misión Artemis 1 se encuentra muy cerca de poder lanzar desde el Centro Espacial Kennedy gracias a que su primer cohete SLS está prácticamente listo y totalmente ensamblado.


Detalles del Mega Cohete Lunar dentro del VAB, en el Centro Espacial Kennedy - Manuel Mazzanti

Como parte del “Artemis Media Day” o Día de los Medios para Artemis, Debate, junto con otro reducido grupo de medios y periodistas, tuvo la oportunidad de visitar el famoso edificio de ensamblaje de vehículos (VAB) en el Centro Espacial Kennedy, donde el primer SLS luce imponente y muy próximo a su primer lanzamiento, programado para principios del 2022.


Si lo comparamos con el mítico Saturno V del programa Apolo, el SLS tiene un poco menos de altura (110m vs 98m respectivamente), pero su capacidad de empuje es notable, 39.1 Mega Newtons, 15% superior al Saturno V, con una capacidad de llevar hasta 27 toneladas de carga a la Luna en su configuración básica, o Bloque 1. SLS tendrá en el futuro cercano varias versiones en donde su poder de carga se incrementará notablemente.


Poder apreciar al SLS ya ensamblado dentro del VAB es toda una experiencia, y a pesar de que el cohete solo utiliza una de las cuatro estructuras de ensamblaje dentro del edificio, es difícil poder explicar las escalas ante semejante tamaño.


(La cápsula Orion para la misión Artemis II - Manuel Mazzanti)

El SLS comenzó a desarrollarse en el 2011 luego de la cancelación del programa de Transbordadores Espaciales, pero su diseño utiliza mucha de las piezas o “hardware” del Taxi Espacial, con el objetivo de usar tecnología ya probada por más de 30 años. Desde su gigante tanque central de hidrógeno y oxígeno líquidos, sus cohetes laterales de combustible sólido y hasta sus cuatro motores RS-25, usados por el Taxi Espacial (utilizaba tres).


Si uno mira al SLS ya ensamblado o mismo sus imágenes o renders, pareciera que le faltara al Taxi Espacial montado sobre el tanque principal, pero el SLS fue modificado y mejorado de tal forma que esta vez llevará una cápsula tripulada en la cima de su estructura principal, llamada Orion, desarrollada por Lockheed Martin y que se asemeja bastante a una cápsula Apolo, pero podrá albergar a cuatro astronautas en vez de tres. Dos de estos astronautas tendrán, en futuras misiones, la responsabilidad de descender a la superficie de la Luna.


Varios gigantes de la industria aeroespacial participan para diseñar y construir el SLS:

- Etapa central: Boeing Aerospace

- Cohetes laterales de combustible sólido: Northrop Grummann,

- Motores RS-25: Aerojet Rockedine.

- Segunda estaba: ULA (united Launch Alliance)

- Cápsula tripulada Orion: Lockheed Martin

- Módulo de Servicio de la cápsula Orion: ESA (Agencia Espacial Europea).



Cápsula Orion para la misión Artemis III, la que llevará tripulantes a la superficie de la Luna - Manuel Mazzanti


Como la gran mayoría de los componentes del SLS ya fueron utilizados de una u otra manera durante el programa de los Transbordadores Espaciales, uno podría pensar que su construcción y puesta a punto podría ser relativamente sencilla y rápida, pero en su charla con Debate, Liliana Villarreal, Gerente de Operaciones del área de Sistemas de Exploración de Tierra (o EGS, Exploration Ground Systems), nos dice que fue precisamente el ensamblar a todas las diferentes piezas juntas lo que más desafíos ha traído en estas etapa finales antes de tu terminación, por eso mismo la NASA prueba varias veces diferentes sistemas hasta estar seguros de pasar a una siguiente etapa en el proceso de construcción. “Probamos, probamos y probamos hasta tener un grado muy alto de confianza de que todo va salir bien. Hemos realizado pruebas con los motores principales por ocho minutos, hemos probado los cohetes auxiliares de combustible sólido, y hasta hemos probado y volado con éxito a la cápsula Orion hace unos años”, menciona Villarreal durante su charla con Debate.

Escudo térmico para la cápsula de la misión Artemis II - Manuel Mazzanti


El proyecto Artemis tiene como objetivo llevar nuevamente astronautas a la superficie de la Luna y lo hará de manera escalonada, con una primer misión alrededor de la Luna sin tripulación, llamada Artemis I, la siguiente con astronautas llegando a la órbita de la Luna, Artemis II, para finalmente realizar un descenso en la superficie de nuestro satélite durante la misión Artemis III, muy probablemente durante el 2025 o 2026.

Artemis toma velocidad, y mientras el SLS para la misión Artemis I ya está prácticamente listo para ser transportado a su plataforma de lanzamiento, diferentes componentes para las misiones Artemis II y III ya están en procesos de construcción y ensamblaje. Las cápsulas Orion para las misiones Artemis II y III ya están en el centro de procesamiento Neil Armstrong, dentro del Centro Espacial Kennedy, mientras que la segunda etapa del cohete para Artemis II ya está siendo finalizada por la empresa ULA.

La humanidad vivió quizá la epopeya más grande y famosa de su historia cuando al proyecto Apolo depositó a 12 personas en la superficie de la Luna. 50 años más tarde, la NASA quiere repetir la historia, pero esta vez con Artemis, forjando el camino para una base tripulada permanente en la superficie de nuestro satélite.

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page