top of page

Starliner ya está en la Estación Espacial

NASA y un objetivo tan deseado y cumplido: dos naves con capacidad de llevar y traer tripulación.



(5 de Junio de 2024 - Manuel Mazzanti - Centro Espacial Kennedy)

El cohete Atlas V despega con la cápsula Starliner desde la plataforma 41 en Cabo Cañaveral - Foto: Manuel Mazzanti
El cohete Atlas V despega con la cápsula Starliner desde la plataforma 41 en Cabo Cañaveral - Foto: Manuel Mazzanti

Era el tercer intento de lanzamiento. Starliner no solo llevaba años de demora, sino que desde el pasado 6 de Mayo se resistía a despegar desde la plataforma 41 en la Base Aérea Espacial de Cabo Cañaveral. Desde una válvula en la segunda etapa del cohete Atlas V (Centauro), fuga de helio en uno de los sistemas de propulsión de la cápsula y hasta problemas en una computadora en la plataforma de lanzamiento, responsable de sistemas críticos del cohete, jugaron en contra de poder lanzar el pasado 6 de Mayo y el 1ero de Junio respectivamente.


Pero el 5 de Junio a las 10:52am hora local, la cápsula Starliner finalmente despegó con los astronautas Butch Willmore y Sini Williams hacia la Estación Espacial Internacional, un día que quedará en la historia ya que la misión marca varios hitos importantes:


  • La NASA logra por fin que su "Commercial Crew Program" o Programa de Tripulaciones Comerciales, tenga dos cápsulas espaciales con la capacidad de transportar astronautas hacia y desde la Estación Espacial.

  • Boeing lanzaba por primera vez una cápsula tripulada y con dos astronautas a bordo

  • Era la primera misión tripulada para la empresa ULA (United Launch Alliance), la empresa liderada por Tory Bruno, un "joint venture" entre Boeing y Lockheed-Martin especializada en lanzar tanto misiones clasificadas para el sector de Defensa como interplanetarias para la NASA. Nunca había tenido la responsabilidad de lanzar seres humanos al espacio.


Tori Bruno, CEO de ULA, comparte con Mark Nappi (Boeing)la precisión que logró su cohete Atlas V durante el lanzamiento - Foto: Manuel Mazzanti
Tori Bruno, CEO de ULA, comparte con Mark Nappi (Boeing) la precisión que logró su cohete Atlas V durante el lanzamiento - Foto: Manuel Mazzanti

En entrevista con Exploración Espacial News, el astronauta Bob Hines, piloto de la misión Crew 4, mencionó la importancia de poder contar con un sistema redundante y que la NASA cuente con dos vehículos diferentes para llegar a la Estación Espacial.


Hines fue además la primera persona en entrar a una cápsula Starliner en órbita durante la misión OFT-2, que acoplara cuando Crew 4 estaba en la Estación.



Lanzamiento espectacular que dejó a Starliner en una trayectoria sub-orbital. Ella misma se encargó luego de utilizar su propio sistema de propulsión para llegar a órbita, permitiendo que Butch Willmore y Suni Williams entren en "persecución" de la Estación por poco más de 24 hrs, probando diferentes sistemas de la nave y acoplando con éxito el 6 de Junio a 1:34pm, con más de una hora de retraso debido a ciertos problemas durante su trayecto hacia el laboratorio orbital.


Los problemas antes de acoplar:


Además de la fuga de helio detectada y controlada antes del inicio de la misión, dos más fueron descubiertas durante su trayecto a la Estación y ambas de mayor importancia que la primera.


Luego de evaluar la situación y controlar la cantidad de helio remanente, controladores en tierra y directivos de este vuelo de prueba decidieron seguir adelante con el proceso de acoplamiento. "Analizamos la situación y luego de ver que el nivel de helio que teníamos era más que suficiente, decidimos seguir adelante utilizando más helio del planeado. A pesar de ser un problema que requiere ser evaluado y resuelto, no pensamos que afecte el desarrollo de la misión", comentó Steve Stich, Gerente del Programa de Tripulaciones Comerciales de la NASA.


Otro problema que surgió en pleno vuelo fue la pérdida de cinco motores del sistema de propulsión de la cápsula, despertando cierta preocupación en tierra y sobre todo con el proceso de acoplamiento. Sin poder entender la fuente del problema, Starliner fue puesta en "hold" afuera de la esfera de influencia de la Estación hasta poder dimensionar apropiadamente la situación.


"Los motores funcionan muy bien, lo que descubrimos es que los datos que maneja el software que deciden el uso de los motores tenían parámetros y condiciones que hacían que los motores fueran no seleccionados para su uso. Cuando los volvimos a encender recuperamos cuatro de ellos, mientas que al quinto decidimos ya no utilizarlo", mencionó Mark Nappi, Vicepresidente de Boeing para el Programa de Tripulaciones Comerciales.


Tanto Boeing como la NASA vuelven a recalcar que este es un vuelo de prueba y cada sistema esta siendo analizado a fondo.


Butch Willmore y Suni Williams ya están en la Estación Espacial, comenzando una semana de actividades que tendrá como foco principal probar a fondo las capacidades de Starliner con el objetivo de recibir le certificación por parte de la NASA y poder así comenzar a volar misiones operativas. La primera de ellas, Starliner-1, está programada para Febrero del año que viene.


Otra prueba de fuego para esta misión CFT (Crew Flight Test) será su regreso a la Tierra, con la cápsula entrando en la atmósfera de la Tierra y aterrizando en el desierto de Utah. La primera oportunidad para el regreso de Starliner está prevista para el próximo 14 de Junio.



Exploración Espacial News y sus coberturas en VIVO desde el Centro Espacial Kennedy


5 de Junio


1ero de Junio



31 de Mayo



6 de Mayo - PARTE 2


5 de Mayo - PARTE I - LA PREVIA




23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page