top of page

CRS-27: Más Ciencia para la Estación Espacial

Nueva misión de reaprovisionamiento. Mexico presente con el proyecto ÚURICH.



(14 de Marzo, 2023 - Manuel Mazzanti desde el Centro Espacial Kennedy)


Lanzamiento de la misión CRS-27 desde la plataforma 39A en el Centro Espacial Kennedy - Foto: Manuel Mazzanti / Exploración Espacial
Lanzamiento de la misión CRS-27 desde la plataforma 39A en el Centro Espacial Kennedy - Foto: Manuel Mazzanti

SpaceX y otro lanzamiento. Esta vez fue su misión de carga número 27 con destino a la Estación Espacial.


La cápsula de carga Dragon despegó abordo de un cohete Falcon 9 desde la plataforma 39A en el Centro Espacial Kennedy. Es la tercera vez que esta nave en particular llega a la Estación Espacial, ya que voló previamente en las misiones CRS-22 y CRS-24. Mientras que para la primera etapa del cohete Falcon 9, este representó su séptimo lanzamiento y posterior aterrizaje.


Casi tres toneladas de carga llegaron a órbita esta noche, y “persiguen” a la Estación Espacial con el objetivo de acoplarse el próximo 16 de Marzo a las 7:52am hora del Este.


Lanzamiento de la misión CRS-27 vista desde el Sitio de Prensa del Centro Espacial Kennedy - Manuel Mazzanti


Un 42% del cargamento de la misión CRS-27 pertenecen a diversos experimentos científicos, con varios de ellos que vale la pena destacar.


Estudios de células del corazón


Por medio de los llamados “Tissue Chips”, o dispositivos que permiten replicar los tejidos de varios de los órganos del cuerpo humano, entre ellos el del corazón, el experimento tiene como objetivo intentar entender el comportamiento del corazón en un ambiente de miro-gravedad. Estudios indican que cuatro semanas de ingravidez son suficientes para provocar cambios en las funciones de las células del nuestro órgano más importante, y hasta en su imprenta genética.


Esta es la segunda vez que que este experimento está en órbita y servirá para validar investigaciones del primer vuelo y para entender como las principales células del corazón responden a diferentes medicinas en el ambiente espacial o de micro-gravedad, pudiéndose luego desarrollar mejores estrategias para tratar pacientes en la Tierra que tengan problemas cardíacos.

Un cultivo 3D derivado de una célula stem, utilizada en las investigaciones en la Estación Espacial - NASA
Un cultivo 3D derivado de una célula stem, utilizada en las investigaciones en la Estación Espacial - NASA

Tanpopo 5 - JAXA (Agencia Espacial Japonesa)


Su objetivo principal es determinar como responden a un ambiente hostil y de micro-gravedad como el espacio, diferentes microbios que son resistentes a la radiación, como así también diferentes componentes bioquímicos y aminoácidos, con la idea es descifrar como la vida en la tierra puede sobrevivir en el espacio y porque no, y hasta quizás hallar respuesta a la pregunta de cómo nació la vida en nuestro planeta.


Además el experimento podría enseñarnos diferentes estrategias de como proteger otros cuerpos celestes de ser contaminados por la Tierra (a través de futuros viajes de astronautas y/o naves robóticas), como así también entender como proteger muestras de otros planetas llegando a la Tierra, evitando ser contaminadas.


Tanpopo 5 continuará con las investigaciones de Tanpopo 4 (foto), para entender la reacción de organismos a la radiación del espacio - NASA
Tanpopo 5 continuará con las investigaciones de Tanpopo 4 (foto), para entender la reacción de organismos a la radiación del espacio - NASA

Proyecto de Monopod para Cámaras


Es otra iniciativa de NASA HUNCH (High School United with NASA to Create Hardware), o Estudiantes de Secundaria unidos con la NASA para crear Hardware.


Estudiantes de varios colegios secundarios pusieron manos a la obra para responder a un pedido de los astronautas a bordo de la Estación Espacial, que comentaron que no les era nada fácil la operación y posicionamiento de cámaras de fotos y videos dentro del laboratorio.


El “Ball Clamp Monopod” consiste en un plataforma de fácil uso que les va a permitir a los astronautas poder poner cámaras de fotos, videos y luces en el medio de cualquier módulo de la estación y que las mismas permanezcan estables. Es muy fácil de instalar, desinstalar y promete agilizar los trabajos de documentación de tareas de los astronautas en órbita. Será solo utilizado en el interior de la Estación Espacial.


Varios de los monopods diseñados por los estudiantes ya empaquetados para volar hacia la Estación Espacial - NASA
Varios de los monopods diseñados por los estudiantes ya empaquetados para volar hacia la Estación Espacial - NASA

La participación de Mexico - el proyecto ÚURICH


Luego de ganar el concurso IASP 21, organizado todos los años por la empresa Aexa Aerospace, y donde participaron más de 120 estudiantes de diferentes lugares del mundo, Manuel Alejandro Gutierrez Leon tendrá la oportunidad de probar una de sus creaciones en el espacio.


La competencia se basaba en diseñar y construir un dispositivo compatible de una sola pieza que pueda resistir y adaptarse a las duras condiciones del espacio y de la superficie lunar, y que no superara 1x1 pulgadas de tamaño.


Gutierrez Leon, junto con sus compañeros del equipo JPL (si, en honor al Jet Propulsion Laboratory), Sebastián Llanos Arroyo: CEO de AeroSpace Technology In Precision Agriculture (ASTIPA) Myrna Cosette Valenzuela Beltran: Estudiante de Mestria en Estudios Espaciales en la Universidad de Rise y Valeria Bastida: Estudiante de Arquitectura en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), diseñaron y crearon el proyecto que llamaron ÚURICH (palabra Maya que significa caracol de tierra, porque se enrolla).


El pequeño dispositivo, hecho de fluoro silicona permanecerá seis meses en la Estación Espacial, alojado en el módulo MISSE (Materials International Space Station Materials)

Si el mecanismo es exitoso se podrán usar los análisis para explorar posibles aplicaciones a futuro como: una malla protectora de radiación cósmica, protección térmica, o incluso de control solar para espacios internos a manera de domo geodésico.


Manuel Alejandro Guitierrez Leon, integrante del equipo ganador y responsable de la fabricación de la pieza en la Universidad IBERO de Puebla, México.



La cápsula Dragon de carga estará seis meses acoplada a la Estación Orbital y es hoy por hoy la única nave capaz de llevar y traer suministros y experimentos científicos hacia y desde el laboratorio orbital.



コメント


bottom of page