top of page

Astra tuvo su debut desde Cabo Cañaveral, pero su cohete no logró llegar a órbita.

Actualizado: 13 oct 2022

Era su primera misión operativa. Llevaba cuatro pequeños satélites para la NASA


(10 de Febrero, 2022 - Manuel Mazzanti)



(Rocket 3.0 en la plataforma de lanzamiento en Cabo Cañaveral - Astra / John Kraus)



Otra de las empresas privadas que busca su lugar dentro de los proveedores de pequeños lanzadores es Astra, liderada por el ex CTO (Chief Technology Officer) de la NASA , Chris Kemp.


Basada en Alameda, California, Astra es otro de los tanto proveedores de pequeño lanzadores que el mercado espacial está viendo nacer. Pero la gran diferencia es que Astra es una de las pocas empresas privadas que ya ha logrado llegar por primera vez a órbita. El pasado 21 de Noviembre luego de varios intentos fallidos. Hasta ahora todos sus lanzamientos han sido realizados desde el Puerto Espacial del Pacífico, en Kodiak, Alaska.


Astra viene desarrollando varios cohetes, llamados Rocket 1 y Rocket 2, fue finalmente con la versión Rocket 3.3, o LV0007, que el lanzamiento de Noviembre logró poner en órbita a un satélite de demostración tecnológica para el Departamento de Defensa de los Estados Unidos.


¿Su próxima misión? Sería desde la plataforma que Astra utilizará para lanzar desde Florida, la número 46 en la mítica Base Aérea Espacial de Cabo Cañavera. Ahora sí, antes los ojos del mundo.


El objetivo principal de Astra es utilizar un pequeño lanzador o cohete que pueda despegar básicamente desde cualquier lado, y transportado fácilmente en un contenedores, sin mayor necesidad de mucha infraestructura con la mira puesta en tener como clientes a la Fuerza Aérea, el Departamento de Defensa y empresas comerciales que quieran desplegar constelaciones de pequeños satélites.


(Rocket 3.0 en la plataforma de lanzamiento en Cabo Cañaveral - Astra / John Kraus)



El cohete “Rocket 3.3” tiene la capacidad de poner en órbita hasta 630Kg de carga útil en órbitas ecuatoriales y 335Kg a órbitas polares (SSO).


Programada inicialmente para el 5 de Febrero, la misión tuvo dos cancelaciones, la primera por fallas en equipamientos en tierra y la segunda, el 7 de Febrero, por un aborto a los T-0 segundos, una vez que lo motores ya se habían encendido, detectando un error en los sistemas de telemetría. Pudo finalmente despegar hoy, tener su bautismo de fuego desde el mismísimo Cabo Cañaveral, pero lamentablemente luego de la separación de la primera etapa pudo verse a la segunda etapa perder el control. Astra informaría minutos más tarde que la misión se había perdido.


ELaNa 41 (“Educational Launch of Nano satélites”, o programa de Lanzamientos Educacionales de Nano Satélites), es parte de una iniciativa de la NASA para involucrar a estudiantes en la industria espacial.


Con este lanzamiento en particular, Astra intentaba poner en órbita a un satélite construido por la Universidad de Nuevo México Las Cruces, cuyo objetivo es estudiar y tener una mejor prevención de modelos climáticos, que tiene además un nuevos espectrómetro desarrollado por el Centro Espacial Goddard de la NASA, en colaboración con la Universidad de New Hampshire.


Otro de los satélites es el BAMA-1, que tiene como objetivo demostrar la tecnología para poder sacar satélites de sus órbitAS, incrementando, mediante una “vela”, el rozamiento con las capas superiores de la atmósfera.


Dos satélites más eran parte de la carga útil del LV0008 (Launch Vehicle 0008) gracias a la misión ELaNa 41, el R5-S1, desarrollado por el Centro Espacial Johnson de la NASA, con la idea de demostrar la utilización de componentes o partes “of the shelf” o de compra directa, para realizar inspecciones en el espacio y probar que componente de bajo costo pueden ser utilizados para construir CubeSats, o Nano satélites.


Por último el QubeSat de la Universidad de California en Berkely, intentando demostrar el efecto del espacio en un giróscopo cuántico, que podría luego utilizarse para satélites de mayor tamaño.


Sin dudas un paso en falso para Astra, que como empresa tiene la particularidad de haberse convertido en empresa pública el pasado primero de Julio, siendo la primera dentro del mercado de lanzadores espaciales que lo hace, y con ellos la responsabilidad de mostrar resultados hacia sus accionistas, que esperan un agresivo plan de crecimiento y acelerado ritmo de lanzamientos en los próximos meses.

Seguramente Astra sabrá recuperarse y volver a lanzar rápidamente.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page